Etapa Azurmendi. Parte 2

Aqui vuelvo con la segunda parte de aquella historia que deje a medias. 

Desde el 20 de Enero hasta el día 02 de Junio en Bilbao, se puede decir que ha marcado un antes y un después en mi vida, tanto laboral cómo personal… Laboral porque he aprendido de los mejores, he sufrido, luchado y sudado cómo un campeón durante estos meses al lado de maravillosas personas de las que estaré eternamente agradecido.

Desde empezar cómo si nada, sin tener conocimiento alguno de controlar una partida, a empezar a aprender cosas desde cero, refrescar la teoría aprendida, no comer, descansar poco, broncas… Hasta conseguir llevar una partida, crear platos, probar, ir a eventos, conocer grandes cocineros…

 

Imagen

Fotografía: Montagud – Editores (Junto a Virgilio Martínez y Eneko Atxa)

Y por la parte personal, decir que vuelvo a Barcelona con lo que me ha cambiado el rumbo de mi vida (suena exagerado) pero realmente es lo que pasa cuando conoces a alguien que lo ha dado todo por ti. Lo merece todo. Gracias a ella he podido aguantar muchas de las cosas que pasé, entre buenas y malas, sobretodo siempre recordando lo bueno y lo mejor que he vivido en Euskadi.

Cris es una de las personas que desde que la conocí ha estado en los buenos y malos momentos, sin desaparecer en ningún instante, hasta poder llorar delante de ella y que sus abrazos sean el mejor de todos los alivios.

No hay día que pase que tenga ganas ya de que acabe ya y vuelva a su nueva casa, llevo esperando esto toda una vida, 23 años de mi vida esperando a que llegue este momento, parece que haya estado perdiendo el tiempo durante la espera.

La verdad es que realmente en sí, la conclusión de mi aventura por el norte… Es que quiero a mi pastelera vasca ya!!!!!